viernes, 11 de diciembre de 2015

Estilo indirecto libre



El EIL consiste en una reproducción de discurso, que representa  la conciencia de un personaje (palabras, o, con más frecuencia, pensamientos y percepciones) desde el aquí-ahora de esa conciencia, pero en la voz del narrador, y, por lo tanto, en el tiempo pasado de la narración. El narrador imita las posibles expresiones del personaje y adopta su sistema deíctico, especialmente los adverbios de tiempo y espacio. El verbo de comunicación introductor de estilo directo(ED) o estilo indirecto (EI) desaparece o, a veces, se pospone. El EIL es ambiguo por excelencia. Esta forma de citar es inadmisible fuera del discurso ficcional de la literatura. 

EJEMPLOS:

Aunque la perspectiva de participar en un conflicto bélico lo sacudió con violencia, procuró mantener la calma para desvanecer el temor que se había apoderado de sus padres y, sobre todo, de Julieta, incapaces de aceptar la idea de tan súbita separación. Será por unos días. Todo se arreglará muy pronto.

        (Ángel Balzarino: El pozo)


 Sobrecogido, se sentó al borde de su lecho, con sus pies metidos en las pantuflas. Aguardaba. ¿Y si su abuela muriera? ¿Si muriera allí mismo, ahora, esta noche? Sensibilizados de pronto, sus nervios vibraron a lo largo de todo su cuerpo...¿No sería esa la solución de todo?...Lo invadió una alegría salvaje... Lourdes, Estela ⎯Estela sobre todo⎯ se dispersarían a los cuatro vientos en el momento en que la nonagenaria respirara por última vez... Pero el terror de la nada se abalanzó sobre él...¡Su abuela no debía morir! No debía, porque entonces Estela partiría con su muchacha a comenzar una vida, mientras él se quedaba puliendo y dando vueltas entre sus manos, para admirarlos, su diez hermosos bastones. 

                           (José Donoso, Coronación)



   Abandonó la música. ¿Para qué tocar?, ¿quién la escucharía? Como nunca podría, con un traje de terciopelo de manga corta, en un piano de Erard, en un concierto, tocando con sus dedos ligeros las teclas de marfil, sentir como una brisa circular a su alrededor como un murmullo de éxtasis, no valía la pena aburrirse estudiando. Dejó en el armario las carpetas de dibujo y el bordado. ¿Para qué? ¿Para qué?



(Gustave Flaubert: Madame Bovary)




Mi padre habló largamente, dejando transparentar, poco a poco, algo de emoción. Yo creía que él me odiaba, cuando la verdad era que siempre había querido mi bien, si se había mostrado alguna vez severo había sido a fin de corregir mis defectos y prepararme para mi futuro. Mi rebeldía y mi espíritu de contradicción serían mi ruina. Ese matrimonio había sido ponerme una soga al cuello. Él se había opuesto pensando en mi bien y no, como creía yo, por hacerme daño, porque ¿qué padre no quería a su hijo? Por lo demás, comprendía que me hubiera enamorado, eso no estaba mal, después de todo era un acto de hombría, más terrible hubiera sido, por ejemplo, que me hubiera dado por se maricón. Pero casarme a los diez y ocho años, siendo un mocoso, un estudiante... 

            (Vargas Llosa: La tía Julia y el escribidor) 



  Desde AQUÍ vamos a hacer unos ejercicios

D
D

miércoles, 9 de diciembre de 2015

jueves, 26 de noviembre de 2015

Unas risas a costa de Napoleón

   Corrijo exámenes de 4º de ESO, Diversificación: un alumno afirma contundentemente que "La Isla de Elba es donde fue desenterrado Napoleón por primera vez".
      :-o
   Lo peor del asunto es que mi alumno continúa:  "en la Isla de Santa Elena, Napoleón fue desenterrado por segunda vez y murió".

    Y es que tanta peli de zombis no podía traer nada bueno.

martes, 24 de noviembre de 2015

Primer fragmento realista

SEÑALA LAS CARACTERÍSTICAS DEL REALISMO:

   "Alrededor de la catedral se extendía, en estrecha zona, el primitivo recinto de 
Vetusta. Comprendía lo que se llamaba el barrio de la Encimada y dominaba todo el pueblo 
que se había ido estirando por Noroeste y por Sudeste. Desde la torre se veía, en algunos 
patios y jardines de casas viejas y ruinosas, restos de la antigua muralla, convertidos en 
terrados o paredes medianeras, entre huertos y corrales. La Encimada era el barrio noble y 
el barrio pobre de Vetusta. Los más linajudos y los más andrajosos vivían allí, cerca unos de 
otros, aquéllos a sus anchas, los otros apiñados. El buen vetustente era de la Encimada. 
Algunos fatuos estimaban en mucho la propiedad de una casa, por miserable que fuera, en 
la parte alta de la ciudad, a la sombra de la catedral, o de Santa María la Mayor o de San 
Pedro, las dos antiquísimas iglesias vecinas de la Basílica y parroquias que se dividían el 
noble territorio de la Encimada. El Magistral veía a sus pies el barrio linajudo compuesto de 
caserones con ínfulas de palacios; conventos grandes como pueblos; y tugurios, donde se 
amontonaba la plebe vetustense, demasiado pobre para poder habitar las barriadas nuevas 
allá abajo, en el Campo del Sol, al Sudeste, donde la Fábrica Vieja levantaba sus augustas 
chimeneas, en rededor de las cuales un pueblo de obreros había surgido. Casi todas las 
calles de la Encimada eran estrechas, tortuosas, húmedas, sin sol; crecía en algunas la 
yerba; la limpieza de aquellas en que predominaba el vecindario noble o de tales 
pretensiones por lo menos, era triste, casi miserable, como la limpieza de las cocinas pobres 
de los hospicios; parecía que la escoba municipal y la escoba de la nobleza pulcra habían 
dejado en aquellas plazuelas y callejas las huellas que el cepillo deja en el paño raído. Había 
por allí muy pocas tiendas y no muy lucidas. Desde la torre se veía la historia de las clases 
privilegiadas contada por piedras y adobes en el recinto viejo de Vetusta."

                                                                               (Clarín: La Regenta)

viernes, 13 de noviembre de 2015

Vamos a reírnos un poquito

Respuesta de un compañero vuestro en un examen de recuperación reciente:

      A la pregunta: "Define qué son las Glosas emilianenses", el alumno responde:
     "Las Glosas eran anotaciones que se hacían en los textos antiguos como aclaración..."  Y hasta ahí      íbamos más o menos bien. Lo malo es que continúa: "se denominan emilianenses porque los   escribas eran de la congregación de los emilianos."

miércoles, 11 de noviembre de 2015

miércoles, 4 de noviembre de 2015

Características del Romanticismo (práctica)

D. ÁLVARO. (Volviendo al furor).
                       ¿Eres monstruo del infierno,
                        prodigio de atrocidades?
D. ALFONSO. Soy un hombre rencoroso
                        que tomar venganza sabe.
                        Y porque sea más completa,
                        te digo que no te jactes
                        de noble... eres un mestizo
                        fruto de traiciones.
D. ÁLVARO. (En el extremo de la desesperación.) Baste.
                       ¡Muerte y exterminio! ¡Muerte
                        para los dos! Yo matarme
                        sabré, en teniendo el consuelo
                        de beber tu inicua sangre.
                       (Toma la espada, combaten y cae herido DON ALFONSO.)
DON ALFONSO. Ya lo conseguiste... ¡Dios mío! ¡Confesión! Soy cristiano... Perdonadme... Salva                             mi alma...
DON ÁLVARO. (Suelta la espada y queda como petrificado.) ¡Cielos!... ¡Dios mío!... ¡Santa Madre                          de los Ángeles!... ¡Mis manos tintas en sangre... en sangre de Vargas!...
DON ALFONSO. ¡Confesión! ¡Confesión!... Conozco mi crimen y me arrepiento... Salvad mi alma,                          vos que sois ministro del Señor...
DON ÁLVARO. (Aterrado.) ¡No, yo no soy más que un réprobo, presa infeliz del demonio! Mis                                 palabras sacrílegas aumentarían vuestra condenación. Estoy manchado de sangre,                                 estoy irregular... Pedid a Dios misericordia... Y... esperad... cerca vive un santo                                     penitente... podrá absolveros... Pero está prohibido acercarse a su mansión... ¿Qué                                 importa?: yo que he roto todos los vínculos, que he hollado todas las obligaciones...

jueves, 29 de octubre de 2015

Celebrando Tosantos y Día de Difuntos con D. Juan Tenorio

El cartel realizado por los alumnos de 4º de Diversificación.


...y, debajo del cartel, una exposición de nuestras tradiciones para estos días: castañas, nueces, crisantemos, delicioooosos "huesos de santo" y... ¡un ejemplar del Don Juan Tenorio de Zorrilla!, por supuesto.

Alumnos de 4ºB debajo de uno de los paneles en los que todos los alumnos de 4º han colaborado para resumir, escena a escena, el DON JUAN TENORIO.


¡ENHORABUENA A TODOS!



miércoles, 7 de octubre de 2015

Bécquer tiene sus preferencias

 Naturalmente, en Rimas de Bécquer encontramos poemascon cierta diversidad formal, pero es cierto que este romántico tiene tendencia a repetir la misma estructura en varias de sus rimas. Ya la hemos visto en clase. Señálala en las siguientes:

1.- RIMA XXIII
                                [A ella. No sé...]
Por una mirada, un mundo;
por una sonrisa, un cielo;
por un beso... ¡Yo no sé
qué te diera por un beso!

Bécquer retratado por su hermano, el pintor Valeriano Bécquer


2. RIMA XXXVIII 

Los suspiros son aire y van al aire.  
Las lágrimas son agua y van al mar.  
Dime, mujer, cuando el amor se olvida,  
¿sabes tú adónde va?
Sevilla en un grabado del siglo XIX



Tu pupila es azul y, cuando ríes,  
su claridad süave me recuerda  
el trémulo fulgor de la mañana 
 que en el mar se refleja. 

Tu pupila es azul y, cuando lloras,  
las transparentes lágrimas en ella  
se me figuran gotas de rocío  
sobre una vïoleta. 

Tu pupila es azul, y si en su fondo  
como un punto de luz radia una idea, 
 me parece en el cielo de la tarde  
una perdida estrella.


4. RIMA LII 

Olas gigantes que os rompéis bramando  
en las playas desiertas y remotas,  
envuelto entre la sábana de espumas,  
¡llevadme con vosotras! 

Ráfagas de huracán que arrebatáis  
del alto bosque las marchitas hojas,  
arrastrado en el ciego torbellino,  
¡llevadme con vosotras! 

Nube de tempestad que rompe el rayo  
y en fuego ornáis las sangrientas orlas,  
arrebatado entre la niebla oscura,  
¡llevadme con vosotras!

Llevadme, por piedad, a donde el vértigo  
con la razón me arranque la memoria.  
¡Por piedad! ¡Tengo miedo de quedarme  
con mi dolor a solas!


5. RIMA XV
                                        [Tú y yo.
                                                        Melodía.]

Cendal flotante de leve bruma,
rizada cinta de blanca espuma,
rumor sonoro
de arpa de oro,
beso del aura, onda de luz:
    eso eres tú.
Tú, sombra aérea, que cuantas veces
voy a tocarte te desvaneces
¡como la llama, como el sonido,
como la niebla, como el gemido
    del lago azul!
En mar sin playas onda sonante,
en el vacío cometa errante,
largo lamento
del ronco viento,
ansia perpetua de algo mejor,
    ¡eso soy yo!
Yo, que a tus ojos, en mi agonía,
los ojos vuelvo de noche y día;
yo, que incansable corro y demente
¡tras una sombra, tras la hija ardiente
    de una visión!.

Bécquer, retratado por J. Laurent


 6.   RIMA LIII


Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar,
y otra vez con el ala a sus cristales
jugando llamarán.  

Pero aquellas que el vuelo refrenaban
tu hermosura y mi dicha a contemplar,
aquellas que aprendieron nuestros nombres...
¡esas... no volverán!. 


Volverán las tupidas madreselvas
de tu jardín las tapias a escalar,
y otra vez a la tarde aún más hermosas
sus flores se abrirán.  

Pero aquellas, cuajadas de rocío
cuyas gotas mirábamos temblar
y caer como lágrimas del día...
¡esas... no volverán! 


Volverán del amor en tus oídos
las palabras ardientes a sonar;
tu corazón de su profundo sueño
tal vez despertará.  

Pero mudo y absorto y de rodillas
como se adora a Dios ante su altar,
como yo te he querido...; desengáñate,
¡así... no te querrán!


jueves, 17 de septiembre de 2015

Enunciados de preguntas 4ª y 5ª de Selectividad



  Le daremos preferencia a los siguientes enunciados de preguntas en los exámenes. Tranquilos, los abordaremos poco a poco. Pero aquí hay ya un anuncio.



 ÁNIMO: 4ª PREGUNTA DE LA PRUEBA:

  1. Análisis sintáctico de un fragmento
  2. Reconocimiento de las relaciones sintácticas entre las oraciones de un fragmento
  3. Procedimientos de formación de palabras
  4. Significado de palabras o expresiones. Relaciones semánticas
  5. Conectores o marcadores discursivos
  6. Realización de transformaciones gramaticales en un texto
  7. Subjetividad y objetividad en un texto

5ª PREGUNTA DE LA PRUEBA:

  1. La lírica del S. XX hasta 1939
  2. la lírica desde 1940 a los años 70
  3. La lírica desde los años 70 a nuestros días
  4. La narrativa del siglo XX hasta 1939
  5. La narrativa desde 1940 a los años 70 
  6. La narrativa desde los años 70 a nuestros días 
  7. El teatro del siglo XX hasta 1939 
  8. El teatro desde los años 40 a nuestros días
  9. La novela y el cuento hispanoamericanos en la segunda mitad del S. XX
  10. La poesía lírica
  11. El teatro
  12. La novela
  13. Principales subgéneros periodísticos (información, opinión y mixtos)
  14. El lenguaje periodístico. Características principales
 HAY MUCHOS MESES POR DELANTE DE TRABAJO INTERESANTE.

Mapas del español como Lengua materna y como lengua oficial

Son cosas distintas, como podrás comprobar:

1) Lugares donde el español como lengua materna es muy importante en número de hablantes:





2) Y en este enlace a Google maps, podrás ver aquellos en los que además, el español es lengua oficial

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Recomendaciones Comentario de texto PAU Andalucía


PARA EL COMENTARIO DE TEXTO DE LA PAU.

1. PRIMER PASO.
- Leer el texto lentamente hasta comprender bien su contenido.
- Numerar las líneas de cinco en cinco para poder consignar luego dónde se produce un determinado
fenómeno.
- Leer el texto una segunda vez,  al tiempo que se subrayan o apuntan aquellos elementos destacables o interesantes para la interpretación y la construcción del texto.

2. RESUMEN DEL TEXTO.
El resumen no es más que la condensación selectiva del contenido de un texto, limitando su
enunciado a las ideas esenciales y manteniendo una ilación lógica entre las mismas.
Por eso hay que huir de cinco errores.
a)      Incluir en el resumen los ejemplos o las anécdotas.
b)      No puede ser ni un telegrama ni la sucesión de las frases más importantes del texto.
c)      Repetir con tus palabras casi todo el texto (ocho líneas deben ser el máximo).
d)     Incluir apreciaciones personales o valoraciones críticas del alumno.
e)      Una expresión descuidada o excesivamente coloquial: (ortografía y puntuación han de ser correctas; vocabulario apropiado, sintaxis rica y variada, etc.) Se te va a evaluar también tu propia madurez expresiva.

3. TEMA O IDEA PRINCIPAL.
El tema no debe ser confundido con el propósito o con el argumento. Se define como la idea
central, el eje en torno al cual se construye el texto. Es una síntesis conceptual o abstracta de lo que
el autor ha dicho; no de lo que ha pretendido decir.
- La idea central debe responder a la idea o pensamiento principal del texto.
- No debe ser demasiado general ni tampoco excesivamente subjetiva u original.
Los errores más comunes son:
a)      Confundir el enunciado del tema con un título (que sería buscar lo llamativo o sensacionalista en lugar del asunto clave)
b)      Incluir concreciones del tipo: nombres propios o detalles argumentales.

4. ESTRUCTURA.
Se trata de señalar cómo se organizan las ideas del texto. Las estructuras más comunes
 (en ocasiones el texto puede combinar rasgos de más de una de ellas) son:
- Estructura analítica. La tesis que se intenta defender aparece expuesta al principio y, tras ella,
se desarrollan los datos o argumentos que han de servir para probarla.
- Estructura sintética. El contenido del texto se dispone de tal modo que la tesis o idea
principal se expone al final, como consecuencia que se deriva o deduce de lo anterior.
- Estructura encuadrada. La formulación de la tesis inicial da paso al desarrollo de la argumentación que la ha de probar, después de la cual vuelve a enunciarse de nuevo, reforzada ahora por
los razonamientos aportados.
- Estructura paralela. Se exponen sucesivamente distintas tesis relacionadas entre sí, pero sin
jerarquizar.
Es posible que un mismo tema aborde más de una idea importante. Habrá que dejar bien claro cuál es la principal y qué otra la secundaria y como se relacionan la una y la otra.

5. COMENTARIO CRÍTICO DE LAS IDEAS DEL TEXTO.
Hacer un esquema de comentario. Se deberá basar en la distinción entre aspectos
esenciales y secundarios, de manera que los segundos se vinculen a los primeros.
Sólo entonces debes proceder a la REDACCIÓN DEL COMENTARIO:
Escribe sabiendo que compones un texto expositivo. Por tanto, debes disponer una estructura de tres partes: introducción (señala tipología y recuerda el tema y desde qué punto de vista ha sido abordado); desarrollo, donde se traten los aspectos de la propiedades del texto y se aporten argumentos a favor o en contra de las opiniones que el texto expresa; y una conclusión donde se sinteticen las ideas más importantes presentadas.
 Conviene no olvidar que la finalidad del comentario es explicar el contenido y las características
discursivas de un texto con la intención de provocar una reflexión del receptor.

Qué no es:
a)      Un comentario de tipo lingüístico.
b)      Tampoco se trata de parafrasear el texto (es decir, de repetir con otras palabras lo que ya está en el texto)
c)      Un resumen.
d)     La repetición de obviedades vacías del tipo: “es un buen texto”.
Qué sí debe hacerse:
Abordar el tema tratado por el autor de una manera personal y reflexiva, argumentando con juicios
coherentes la propia reflexión y contrastando ésta con la del autor:
- Supone un enfrentamiento personal con el texto propuesto, para intentar comprenderlo en todo
su contenido. Para ello es muy útil tomar conciencia de desde qué punto de vista ha abordado el autor el tema (que ya habremos enunciado en otro apartado del comentario).
- Es un comentario comprensivo que busca desentrañar el significado del texto en todas sus
implicaciones sociales, culturales e históricas.
- Es el esclarecimiento y explicación de cada una de las ideas y conceptos que encierra el texto.
- Es relacionar el fragmento propuesto con la obra a la que pertenece para contrastar las ideas
expuestas con las de la época y así comprender mejor el pensamiento del autor.
- Es la formulación de un juicio y razonamiento sobre las ideas expuestas, poniendo de relieve
todos los valores o los defectos que, a nuestro juicio, contiene.
- Es la expresión de nuestras propias ideas, sobre la base de las expuestas por el autor en el texto.
- Es, por último, una exposición crítica, razonada y argumentada del texto en la que se pone de
relieve la confrontación de las ideas del autor con las del comentarista.
Con el fin de seguir un cierto orden en el comentario crítico, ofrecemos ahora uno de los posibles
métodos para la realización de este ejercicio.
1. Aclaración de las ideas. Comentar un texto implica precisar el sentido y el alcance de las ideas
que contiene. Para ello es necesario hacer una reflexión acerca de lo que dice el texto, explicando
el significado de los términos, conceptos y datos fundamentales. Esto se puede hacer bien
siguiendo literalmente el texto (precisando su contenido en el mismo orden en el que el autor lo
ha puesto) o bien reorganizando las ideas y comentándolas de acuerdo a su lógica interna (la de
la estructura). Ni en uno ni en otro caso el comentario debe reducirse a una mera paráfrasis (es
decir, mera repetición) del contenido. Puntos de reflexión que pudieran incluirse:
- Aclaraciones o precisiones de conceptos o argumentos utilizados.
- Matizaciones acerca de las causas o consecuencias de las afirmaciones.
- Puntualizaciones que muestren más claramente lo que en el texto puede quedar más oculto.
- Reflexiones para asociar el contenido del texto con otros hechos o realidades externos al
mismo, pero con los que guarda evidentes relaciones.
2. Valoración crítica. Corresponde ahora realizar un juicio crítico del texto comentado. Dicho
juicio debe ser personal y razonado, y tomará como elementos de referencia cuantas afirmaciones
se hayan hecho en el apartado anterior. Se trata de dar una respuesta intelectual a los estímulos
que el texto ha provocado en el alumno, valorando subjetivamente sus diferentes aspectos.
Debería centrase en aspectos como:
-Punto de vista desde el que se ha abordado el tema.
-Interés, actualidad y vigencia del tema tratado.
-Grado de autenticidad y validez de los argumentos y datos utilizados. Si se dudara de su
adecuación para probar la tesis del autor, se razonarán los motivos de tales dudas. De igual
modo, y si existieran, se pondrán de relieve cuantas vaguedades, incoherencias, ambigüedades
o contradicciones se hayan apreciado en la exposición, así como cualquier otro aspecto
que se considere relevante (utilización de eufemismos para encubrir o atenuar determinadas
realidades, manipulación de datos, etc.).
-Interés y adecuación del tratamiento otorgado al tema. Se valorará la originalidad de dicho
tratamiento, destacando las ventajas o innovaciones que aporta en relación con otro posibles,
la perspectiva personal del autor, etc.
-Adecuación y efectividad de los medios formales empleados: claridad expositiva; propiedad,
variedad y riqueza del vocabulario, corrección sintáctica, etc.
De ningún modo se plantearán las críticas en un tono polémico, agresivo o irrespetuoso para con el autor, y habrá que procurar que las opiniones emitidas sean objetivas y bien argumentadas y no resulten de una postura personal excesivamente subjetiva o mediatizada.
3. Conclusión. Si el tiempo lo permite, puede resultar conveniente finalizar la valoración crítica
con un párrafo final en el que, de una manera breve, se haga un resumen o síntesis de las
observaciones realizadas sobre el texto, así como un juicio global del mismo.
4. Dos peligros:
a) A algunos alumnos les cuesta ver los casos de sarcasmo o ironía
b) En el caso de los textos literarios, es muy importante haber leído la obra completa (o conocer bien la evolución del autor si se trata de un poema) para interpretar bien el fragmento.


martes, 15 de septiembre de 2015